2020 · 12 · 15

Documental 'Dreams Behind the Wall', una desgarradora mirada al problema palestino

Elena Herreros dirige este documental que sigue a dos pequeños de siete años en Gaza y Belén para ahondar en una vida marcada por las guerras y la incertidumbre

Por IKER CORTÉS

Desolación, tristeza, rabia... Son algunos de los sentimientos que despierta 'Dreams Behind the Wall', el documental que Elena Herreros estrenó en 2015 y que ahora, cinco años más tarde, acaba de desembarcar en Filmin. La propuesta sigue a Shada y Ahmed, dos pequeños de siete años que viven en Gaza y en Belén (Cisjordania), encerrados en su propia tierra. La realizadora se adentra en las familias de los dos muchachos y estructura la narración en torno a una jornada de 24 horas que arranca cuando ambos se despiertan para ir a un colegio de Naciones Unidas. Y ahí es cuando el espectador asiste a la terrible realidad. «Algunos alumnos se preguntan para qué estudiar si va a haber una guerra», se lamenta una profesora.

No es para menos. A su corta edad, Shada ha vivido ya tres guerras y Ahmed ha visto cómo el ejército israelí detiene a los hombres de su campo de refugiados cada dos por tres por la única razón de ser palestinos. Por eso en las escuelas, cuenta otra de las profesoras, tratan de enseñar a los más pequeños, con el juego como excusa, que tienen derechos y, sobre todo, buscan que se sientan seguros.

Sin apenas rótulos, la difícil vida en ambos lugares empieza a deslizarse por la pantalla. Desde la falta de empleo, motivada por la colocación del muro y de los checkpoints que separan Gaza de Jerusalén, que impiden a los palestinos salir a trabajar o a los agricultores vender sus productos fuera de la franja de Gaza, hasta los trastornos psicológicos y los traumas con los que conviven los más pequeños por unas guerras que parecen no acabar nunca y que se hacen patentes en los dibujos -«Vive en una casa pequeña y teme que una bomba derribe el bloque de enfrente y muera aplastada», dice una psicóloga sobre una de las pequeñas-, pasando por la falta de recursos médicos, de suministro eléctrico y de agua potable, que lo complican todo. Mientras tanto, el documental muestra a vista de pajaro las terribles imágenes de edificios derruidos a consecuencia de la guerras -especialmente desgarrador es el testimonio de una niña que cuenta cómo tuvieron que abandonar el lugar donde vivían a cuenta de un ataque aéreo-.

Pero en 'Dreams Behind the Wall' hay también un pequeño canto a la esperanza que se visualiza en el parque infantil que algunos padres están construyendo a los más pequeños, en un proyecto de coro para los niños de la zona o en un centro en el que los jóvenes aprenden fotografía... Una esperanza a la que parece difícil aferrarse debido a las granadas de gas lacrimógeno y a las balas de goma que los soldados israelíes lanzan contra los jóvenes de entre 14 y 23 años que arrojan piedras. Duro, impactante y emotivo, su visionado es más que recomendable.

 

 

Fuente: www.elcorreo.com