2021 · 01 · 15

Una ONG israelí denuncia el 'supremacismo judío' de Netanyahu

Afirma que Israel ya no debe ser considerada una democracia plena y que en el país existe un "apartheid de facto".

La ONG israelí defensora de los derechos humanos B’Tselem efectuó una declaración fuerte y que pega directamente en la política del primer ministro Benjamin Netanyahu respecto de Palestina. La entidad de DDHH, con más de 30 años de supervisión en torno a la ocupación de territorios palestinos, afirmó que Israel ya no debe ser considerada una democracia plena.

En un documento dado a conocer esta semana, denuncian que el premier israelí promueve un apartheid de hecho que se perpetúa desde 1967.

El texto subraya que la Ley del Estado Nación Judío, aprobada en 2018 (con apoyo explícito de Estados Unidos), coloca en el lugar de “ciudadanos de segunda” al 20% de israelíes de origen palestino. Además, se destaca que la propuesta de anexión parcial de Cisjordania, ­prevista en 2020 en el "plan de paz" de Donald Trump y suspendida tras la normalización de relaciones con Emiratos Árabes Unidos, fueron el moño de lo que B’Tselem denomina como políticas de “supremacismo judío” sobre la población árabe que vive entre el río Jordán y el mar Mediterráneo.

Es la primera vez que una ONG pacifista y con asiento en Israel cuestiona que en ese país haya una democracia real. El documento, de hecho, se titula sin medias tintas "Esto es apartheid".

La ONG denuncia que Netanyahu pretende “judeizar” el territorio de Palestina que va del Jordán hasta el Mediterráneo, y que restringe el derecho a la libertad de movimiento de los palestinos, además de que les priva de la ciudadanía y la plena participación democrática en “un sistema político que gobierna sus vidas y determina su futuro”.

“El supremacismo judío se aplica de modo geográfico, demográfico y político (...) mientras los palestinos viven en un espacio fragmentado con diferentes derechos”, subraya también el comunicado de B’Tselem.

En este contexto, por último, se remarca que Israel no construyó ni una sola comunidad nueva para la población árabe entre el Jordán y el Mediterráneo y que el control sobre censos de población, registros de propiedad y fronteras solo cumple la función de sostener la situación dominante del Estado hebreo sobre Palestina.

 

Fuente: www.infonews.com
 

Temas relacionados: 

Israel es Apartheid. Estas son algunas de las leyes racistas y discriminatorias