2021 · 05 · 23

La ocupación militar israelí devasta la vida de millones de palestinos, señala el director israelí Tenenbaum

El director israelí Nejemye Tenenbaum, al igual que casi todos los intelectuales, académicos, artistas y pensantes judíos rechaza y condena la agresión israelí y las sistemáticas violaciones a los derechos humanos y crímenes de guerra cometidos. Solo hordas fanáticas podrían apoyarían tales barbaries y atrocidades.

Fotograma del documental Una palabra: Ocupación, que se transmitirá hoy - para México- por Canal 22 a las 18:30 horas. Foto ActiveStills

Por Ana Mónica Rodríguez

Narrado de 1967 hasta la época actual, el cortometraje Una palabra: Ocupación (One Word: Occupation), define el conflicto israelí-palestino como “la voluntad de dos pueblos de pelear, morir y matar por una expresión territorial de su identidad”.

El documental, de 30 minutos, de Nejemye Tenenbaum, fue realizado bajo el formato de una entrevista al activista social Gershon Baskin, quien sostuvo frente a la cámara: “El conflicto israelí-palestino no es una disputa entre el judaísmo y el islam, es una guerra entre dos pueblos que tienen una identidad nacional. La judía no es sólo una identidad religiosa, porque ser judío es más que ser un miembro de una religión, es ser integrante de un pueblo, de una civilización, de una cultura; ser palestino no es sólo ser árabe o musulmán, hay una identidad singular que está conectada a la tierra de Palestina”.

Dos Estados, dos pueblos

Baskin, activista israelí-estadunidense y uno de los más reconocidos en el proceso de paz en Medio Oriente afirmó: “hay únicamente una solución al conflicto: la partición; dos Estados para dos pueblos, donde ambos tengan una expresión territorial de su identidad”.

El entrevistado opina que la ocupación militar israelí es destructiva para ambos pueblos. En el corto subrayó: “Hay una palabra: ocupación. Todo se define en base a la ocupación”. De hecho, explicó Baskin , “existe el acuerdo La Iniciativa de Ginebra. En 2003 un grupo de ex funcionarios israelíes y palestinos se reunieron durante un año para escribir un tratado detallado; en años subsecuentes se han agregado anexos a éste”.

Esos documentos existen, agregó, “sabemos cómo hacerlo, lo que aún no tenemos es el liderazgo político para lograrlo. Por eso, afirmó, que lo que hace falta para lograr la paz, es liderazgo, no tiempo”.

Ya con el testimonio del activista, Tenenbaum recreó en su cortometraje, de manera sustanciosa, ágil y contundente, mediante la entrevista efectuada en 2016, la forma en que la ocupación militar devasta la vida de millones de palestinos así como a miles de soldados israelís.

El director y guionista entreteje el testimonio del activista social, con material filmico, animaciones y fotografías escasamente publicadas para contar una narrativa poco conocida en el mundo occidental; la cual devela perspectivas sobre un conflicto que no pierde vigencia.

El realizador explicó: “Estuve editando varios años, fue un trabajo arduo y complejo; me gustó el formato de una entrevista; lo filmé y dirigí con esta idea de tener una plática íntima con un activista, en el sentido de que no tiene réplica de nadie, sino que Baskin te ofrece su postura con su sabiduría y conocimiento del conflicto”.

En el cortometraje, Nejemye Tenenbaum, sintetiza la situación política, geográfica, social y educativa de ambos pueblos, pero sabe que el material “no es extemporáneo, es una tristeza; el audiovisual está vigente, al margen de lo histórico que resulte este material, lo que queremos es la paz”.

Afirmó: “Mi intención es apelar a la empatía y compasión del público para con el pueblo palestino, y a la vez, mandar un mensaje ecuánime de paz; ambos pueblos merecen vivir con dignidad e independencia”.

Israel, prosiguió, “sigue teniendo este lastre y sufriendo las consecuencias de su propia ocupación, pero merece vivir en paz; mi idea es generar conciencia y que la gente pueda cabildear en torno al tema. Incluso en México no conocemos muy bien lo que sucede fuera, debido a que tenemos otros problemas internos, que no nos permiten fijarnos en asuntos internacionales; pero estaría bien que en nuestros tiempos libres, miremos hacia otro lado, observar lo que sucede fuera de nuestro entorno”.

Es cierto, prosiguió Tenenbaum, que “he visto respuestas antisemitas por la nueva escalada de violencia, que me parecen erróneas y desatinadas; habemos muchos judíos que estamos en contra de la ocupación militar y no estamos en contra de Israel; estamos a favor y del bienestar de ambos pueblos”.

Con el corto, puntualizó el director, “la idea es explicar cuáles son las causas de la ocupación militar israelí, las consecuencias, cuál podría ser la solución, esperando terminar con una nota positiva”.

Una palabra: Ocupación se transmitirá - en México- este domingo 23 de mayo por Canal 22 a las 18:30 horas; o bien en la página de la película https://www.nejemyetenenbaum.com/una-palabra-ocupaci%C3%B3n

 

Fuente: www.jornada.com.mx