2021 · 10 · 22

Amnistía Internacional AI y Human Rights Watch HRW condenan el 'descarado' ataque israelí contra la sociedad civil palestina

La máxima expresión del terrorismo es la ocupación militar, el apartheid y las sistemáticas violaciones a los derechos humanos, que es justamente lo que Israel comete. No obstante, descaradamente tildan de “terroristas” a los que se defienden del terrorismo israelí y aquellos que defienden los derechos humanos...


Amnistía Internacional (AI) y Human Rights Watch (HRW) condenaron hoy que Israel haya designado como terroristas a seis importantes organizaciones no gubernamentales palestinas y calificaron la medida como "un ataque contra el movimiento internacional de derechos humanos".

En un comunicado conjunto, AI y HRW denunciaron que "durante décadas, las autoridades israelíes han buscado sistemáticamente amordazar la vigilancia de los derechos humanos y castigar a quienes critican su gobierno represivo sobre los palestinos" y calificaron la decisión anunciada hoy por el Ministerio de Defensa israelí como "una escalada alarmante".

Además, instaron a la comunidad internacional a proteger a los defensores de los derechos humanos y defendieron a las seis organizaciones en cuestión, que según Israel operan bajo el ala del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), considerado grupo terrorista no solo por el Gobierno israelí sino también por Estados Unidos y la Unión Europea.

La declaración de estas seis organizaciones como terroristas, enfatizaron AI y HRW, prohíbe sus actividades, autoriza a las autoridades israelíes a cerrar sus oficinas, confiscar sus bienes y arrestar y encarcelar a sus miembros y prohíbe la financiación o incluso la manifestación pública de apoyo a sus actividades.

Esa decisión llega pocos meses después de que Israel cerrará los Comités de Trabajos para la Salud, una importante ONG palestina donde trabajaba Juana Ruiz Sánchez, la trabajadora humanitaria española detenida desde hace más de seis meses por Israel.

Las acusaciones contra Ruiz Sánchez parten de su trabajo para esta organización, ilegalizada este año tras ser acusada de pertenecer al FPLP y desviar dinero europeo a las actividades del grupo.

Fuente: Swiss Info