2022 · 03 · 14

Ucrania-Palestina–Siria

En el caso de Ucrania, las acciones de Estados Unidos y los países de la Unión Europea en contra de Rusia fueron inmediatas. En el caso de Palestina, Israel ha estado en forma sistemática invadiendo por la fuerza territorios palestinos desde 1948. Las respuestas de las potencias han sido tan insignificantes, de tal manera que hoy Israel, impunemente, continúa con su aumento territorial, continúa la invasión. No existe medida alguna en contra de Israel.

Por  Samir Azrak

De nuevo vivimos la intervención militar de un país que causa, entre sus nefastos resultados, la destrucción de hogares, muerte de personas y huida de civiles hacia refugios y países vecinos. La historia se repite aun cuando existen, desde la segunda guerra mundial, organismos internacionales que fueron creados con la primordial tarea de evitar la solución de conflictos con las armas.

Lamentablemente, la Organización de las Naciones Unidas, la más importante de estas organizaciones, no ha podido impedir, no solamente la actual intervención de Ucrania por parte de Rusia, sino que la lista de conflictos armados desde los años 40 ha ido sumando más y más enfrentamientos, justificados convenientemente por cada una de las partes. Lo cierto es que parece imposible la anhelada paz mundial.

La actual situación en Ucrania nos remite a dos fenómenos recurrentes que se han presentado también en anteriores casos. Se trata en primer lugar de la invasión territorial de un país por otro, y en segundo término de la aparición de desplazados, refugiados que huyen de las desastrosas situaciones de la guerra.

Lamentablemente de ambos fenómenos, invasión y refugiados, existen casos actuales en el Medio Oriente.

Con respecto a la ocupación y apropiación de territorios por medio de las fuerzas militares, es decir, invasión de un país por otro, comparemos la incursión de Ucrania por parte de Rusia con la incursión de Palestina por parte de Israel. En ambos casos se presenta el apoderamiento por la fuerza de territorios, ciudades, carreteras y hasta hogares de familias por parte del ente invasor. La incapacidad de respuesta del país afectado no le permite impedir el avance y dominio del agresor. Solamente es posible la gestión de las potencias, los demás países y organismos internacionales, ellos son los llamados a actuar en beneficio del agredido. Si hacemos una comparación de las dos situaciones mencionadas, observamos una gran diferencia. En el caso de Ucrania, las acciones de Estados Unidos y los países de la Unión Europea en contra de Rusia fueron inmediatas, con bloqueos, restricciones y múltiples medidas coercitivas en contra del agresor. Hasta organizaciones no políticas actuaron, tanto culturales como deportivas. Por ejemplo, Rusia fue eliminada del Mundial de Fútbol Qatar 2022 por la FIFA. En el caso de Palestina, Israel ha estado en forma sistemática invadiendo por la fuerza territorios palestinos desde 1948, año de la creación del Estado de Israel. Hasta ha osado establecer la capital del país en Jerusalén, zona protegida por las Naciones Unidas. Y otros hechos como la construcción de un muro y el establecimiento de nuevos colonos en territorio palestino, todos reconocidos como ilegales internacionalmente. Las respuestas de las potencias, organizaciones internacionales incluyendo la Organización de Naciones Unidas y demás fuerzas mundiales han sido tan insignificantes, y hasta algunos países han apoyado la invasión, de tal manera que hoy Israel, impunemente, continúa con su aumento territorial, continúa la invasión. No existe medida alguna en contra de Israel.

Con respecto a los refugiados, el conflicto en Ucrania lleva acumulado hasta hoy alrededor de dos millones de personas. Todos los países, especialmente las potencias europeas y Estados Unidos están contribuyendo, tanto gubernamentalmente como los ciudadanos, para acoger y atender de la mejor manera a los ciudadanos ucranianos afectados por la invasión rusa. Voluntarios de Francia, España y otros países se han desplazado personalmente con sus propios vehículos hasta la frontera Ucrania-Polonia para traer a los afectados y establecerlos en sus pueblos y ciudades. Todos serán acogidos y hasta se les dará residencia permanente, luego ciudadanía y después pasaporte europeo, aunque Ucrania no forme parte de la Unión. Una labor de los europeos digna del más alto respeto por su nivel altruista en beneficio de la humanidad. Por otro lado, desde 2011, este mes cumpliéndose exactamente 11 años del inicio de la guerra en Siria por la mal nombrada Primavera Árabe, se han desplazado desde ese país más de seis millones de refugiados, casi todos a los países cercanos, especialmente Turquía quien recibió apoyo económico de la Unión Europea para atender a más de tres millones de sirios y no permitirles el paso a Europa. La actitud de Estados Unidos y Europa ante el gobierno sirio ha sido de enfrentamiento por razones geopolíticas, sin embargo los ciudadanos sirios, los refugiados sirios que huyeron de la guerra, han sufrido y siguen padeciendo todos los obstáculos para ingresar a estos países y no han recibido las atenciones establecidas por la Organización Internacional para las Migraciones y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados.

Fuente: elnacional.com