2022 · 03 · 18

Los palestinos recuerdan a la activista estadounidense Rachel Corrie asesinada por una excavadora militar israelí

El 16 de marzo de 2003, se colocó frente a una excavadora militar israelí, realizando una protesta pacífica para proteger la casa de una familia palestina de la demolición. Murió aplastada cuando el conductor de la excavadora la atropelló intencionalmente. Como siempre, en Israel cuando asesinan a palestinos y pro palestinos, nadie es responsable. Una investigación israelí sobre su muerte concluyó que fue un accidente. Ni la comunidad internacional ni los padres de Corrie se han creído la explicación israelí

Un viernes de hace 19 años, una joven estadounidense de 23 años fue asesinada por una excavadora israelí mientras protestaba por la demolición de casas palestinas en la ciudad de Rafah, al sur de la Franja de Gaza. Desde entonces, se ha convertido en un icono de la solidaridad con los palestinos, informa la Agencia de Noticias Anadolu.

Nacida el 10 de abril de 1979 en Olympia (Washington), Rachel Corrie había dedicado su vida a los derechos humanos, en particular a la defensa de los derechos de los palestinos.

Era la menor de los tres hijos de Craig y Cindy Corrie, que describían a su familia como "estadounidense media, políticamente liberal, económicamente conservadora y de clase media".

En 2003, viajó a Palestina para realizar su trabajo de fin de carrera: conectar su ciudad natal con Rafah, en el marco de un proyecto de ciudades hermanas.

Durante su estancia, se relacionó con miembros del Movimiento de Solidaridad Internacional, una ONG pro-palestina.

Allí, el 16 de marzo, se colocó frente a una excavadora israelí, realizando una protesta pacífica para proteger la casa de una familia palestina de la demolición. Murió aplastada cuando el conductor de la excavadora la atropelló, según los testigos.

Los habitantes de Gaza recibieron la noticia de su asesinato con dolor y horror, describiéndola como una "mártir" y organizando un multitudinario funeral para la activista estadounidense.

Cerca de la casa por cuya salvación protestaba Corrie, los palestinos organizaron un campeonato deportivo anual en su memoria.

Eventos deportivos anuales en memoria

Se inició en 2010 con un partido de fútbol entre los dos equipos de ese barrio y evolucionó hasta convertirse en un campeonato oficial con más de 32 equipos deportivos que compiten desde todas las partes de Gaza.

Casi dos décadas después, el campeonato sigue celebrándose todos los años con varios deportes, como el fútbol, el tenis de mesa y las artes marciales, a los que asisten miles de palestinos, según Mohammad Gharib, coordinador de información del evento.

Los funcionarios imprimen y distribuyen carteles, fotos y folletos para contar la historia de Corrie, por qué vino a Gaza y cómo fue asesinada, citando sus palabras sobre los derechos de los palestinos.

 

Palestina recuerda a Rachel Corrie - Dibujo [Sabaaneh/MiddleEastMonitor]

Estos materiales se colocan en las calles y se reparten entre todos los asistentes al partido.

"Nuestro objetivo es mantener vivo el nombre de Corrie en la mente de los palestinos de la ciudad de Rafah, a la que llegó para defender sus derechos a la vida y a la paz", dijo Gharib a la Agencia Anadolu.

Dijo que su familia asistió al campeonato en 2013 y está en contacto constante con los funcionarios.

"Ella forma parte de la historia de nuestra ciudad, y del barrio de Al-Salam, donde fue asesinada. Incluso los niños pequeños de la ciudad que nacieron después de su muerte la conocen a ella y a su historia, porque todo el mundo aquí todavía la recuerda", explicó.

Su nombre y su memoria también están presentes en el Centro Social del Retorno, también conocido como Centro Rachel Corrie, que atiende a decenas de miles de mujeres, niños y adolescentes palestinos con programas de formación, capacitación económica y apoyo psicológico, y como espacio seguro para las víctimas de violaciones.

La administración del Centro también se une a los locales cada año para honrar la valentía de la activista.

"Su familia visitó el Centro dos veces en los últimos años y lo apoyó. Ahora nos mantenemos en contacto con ellos para que sientan que ella sigue en nuestras mentes", dijo Iyad Abu-Louli, director del Centro.

El Centro fue bautizado con su nombre en 2004, debido a sus relaciones amistosas con el Centro y los miembros de su equipo al principio de su estancia en Gaza.

No se responsabiliza a nadie

Una investigación israelí sobre su muerte concluyó que fue un accidente.

Ni la comunidad internacional ni los padres de Corrie se han creído la explicación israelí.

En 2005, los padres de Corrie interpusieron una demanda civil contra Israel, afirmando que había sido asesinada intencionadamente o que los soldados habían mostrado una negligencia criminal.

Pidieron una indemnización simbólica de un dólar estadounidense por daños y perjuicios.

Un tribunal israelí rechazó la demanda en una sentencia de 2012 en la que se declaraba que el gobierno israelí no era responsable de su muerte.

La sentencia fue criticada por organizaciones de derechos humanos, como Amnistía Internacional y Human Rights Watch, así como por activistas.

Desde entonces, Corrie es uno de los símbolos de la causa palestina.

Un barco de ayuda irlandés que partió hacia Gaza en 2010 se bautizó con el nombre de Rachel y su historia se ha contado en varios documentales que muestran la difícil situación de los palestinos.

En los años transcurridos desde su muerte, Palestina ha seguido languideciendo bajo la ocupación israelí y las supuestas violaciones de los derechos humanos, mientras los hogares de otros cientos de familias palestinas han sido arrasados.

En una carta enviada a su familia desde Gaza poco antes de su muerte, Corrie describía el sufrimiento palestino del que fue testigo.

"Ninguna lectura, asistencia a conferencias, visionado de documentales y el boca a boca podrían haberme preparado para la realidad de la situación aquí", escribió. "No puedes imaginarlo si no lo ves".

Fuente: www.monitordeoriente.com