2022 · 03 · 29

Nuevamente, Amnistía Internacional denuncia graves violaciones de Derechos Humanos en Israel y Palestina en 2021

El nuevo informe acusó a Israel de ejercer un sistema discriminatorio que incluye "opresión y dominación" y que "es constitutivo de 'apartheid', un crimen de derecho internacional", persecución por parte de Israel de defensores y defensoras de derechos humanos, demoliciones arbitrarias de construcciones palestinas y el régimen de detenciones administrativas entre otros. También acusó a Hamás y La Autoridad Palestina de Abbas de "reprimieron la disidencia y recurrieron a la reclusión arbitraria, la tortura y otros malos tratos".

Un nuevo informe de denunció hoy que tanto líderes israelíes como palestinos llevaron a cabo múltiples violaciones de derechos humanos durante 2021, sobre todo durante la escalada bélica del mes de mayo.

"El conflicto armado entre Israel y grupos armados palestinos en la Franja de Gaza que estalló en mayo conllevó posibles crímenes de lesa humanidad y, al parecer, crímenes de guerra", señaló la organización en su informe anual sobre la situación de los derechos humanos en el mundo.

Según AI, durante aquel conflicto, que se prolongó durante 11 días y causó la muerte de 260 personas en la franja y 13 en Israel, el Ejército israelí llevó a cabo ataques ilegítimos contra instalaciones civiles tales como residencias y centros médicos, mientras que las facciones palestinas lanzaron cohetes de forma indiscriminada, algo que describió como un crimen de guerra.

Por otra parte, al igual que otra publicación de Amnistía Internacional hace casi dos meses, el informe difundido hoy acusó a Israel de ejercer, tanto en el país como en los territorios ocupados, un sistema discriminatorio de gobierno de los palestinos, que incluye "opresión y dominación" y que "es constitutivo de 'apartheid', un crimen de derecho internacional".

También respecto a las violaciones de derechos humanos israelíes, el texto denunció persecución por parte de Israel de defensores y defensoras de derechos humanos y ejemplificó con la declaración, en octubre, de seis organizaciones no gubernamentales palestinas como terroristas.

Además, alertó sobre demoliciones arbitrarias de construcciones palestinas en los territorios ocupados de Cisjordania y Jerusalén Este, así como la continuación del régimen de detenciones administrativas por el cual mantiene a unas 500 personas encarceladas sin cargos ni juicio por períodos renovables, que oscilan entre tres y seis meses, sobre la base de presuntas pruebas secretas.

En relación a las violaciones de derechos humanos por parte de autoridades palestinas, Amnistía Internacional denunció que tanto la Autoridad Nacional Palestina (ANP), que gobierna en Cisjordania ocupada, como el movimiento islamista Hamás, que controla de facto la Franja de Gaza, "reprimieron la disidencia y recurrieron a la reclusión arbitraria, la tortura y otros malos tratos".

El informe destacó la muerte en junio del activista disidente Nizar Banat a manos de las fuerzas de seguridad de la ANP en la ciudad cisjordana de Hebrón y el uso de "fuerza excesiva e innecesaria" en la represión de las protestas que le siguieron.

Asimismo, el texto destacó la cancelación por parte de la ANP de las elecciones parlamentarias y presidenciales que estaban previstas para mediados de 2021, así como la falta de observadores independientes en los comicios internos de Hamás.

Fuente: Swiss Info