2022 · 05 · 01

78 violaciones de la ocupación militar israelí en contra de periodistas durante abril

Ejercer el periodismo en Palestina es muy peligroso. Los periodistas están permanentemente sometidos a agresiones por parte de los militares israelíes de ocupación. La prensa occidental y proisraelí nunca se refiere a los periodistas palestinos asesinados, heridos, con los ojos reventados, detenidos, interrogados y encarcelados y los medios bombardeados y clausurados.

La Coalición de Medios Palestinos registró 78 violaciones israelíes en contra de los periodistas en Palestina ocupada durante el mes de abril del presente años.

Las atrocidades confirmadas y registradas consistieron en arrestos, detenciones, ataques, disparos de balas de metal y goma, botes de gas lacrimógeno, tortura psicológica y prohibición de cobertura y de desarrollar la labor periodística, asaltos y allanamientos a casas y destrucción de bienes y propiedades. También se constataron como los militares israelíes usan a los periodistas como escudos humanos, a pesar de usar uniformes distintivos de prensa, y otras acciones tendientes a silenciar la voz de los medios independientes y la prensa palestina, obstaculizando mostrar los crímenes de la ocupación israelí contra civiles, y para proporcionar una versión diferente de los hechos sobre el terreno, validando solo la narrativa israelí que trata de desviar la atención de los hechos principales y el origen del mal como es la ocupación militar y sus consecuencias.

Según la Unidad de Monitoreo y Seguimiento de la Coalición de Medios Palestinos, se registraron a lo menos 13 periodistas con impactos de bala metálicos, 6 casos de periodistas usados  como escudos humanos, 5 casos de brutal agresión, 9 arrestos , 5 casos de detención prolongada, una citación a comparecer ante tribunal militar, más de 10 casos de tortura psicológica, 6 casos destrucción y confiscación de bienes y equipos de trabajo, más de 20 casos de denegación de cobertura, 2 casos de allanamiento y registro de casas de periodistas y un caso de multa a un periodista.

Fuente: Corresponsal de PalestinaLibre.org en Jerusalén ocupada