2022 · 06 · 24

Una investigación de la ONU concluye que la periodista palestina Shireen Abu Akleh fue asesinada por disparos de las fuerzas israelíes de ocupación

La unanimidad de las investigaciones aseguran que Israel asesinó "deliberadamente" a la periodista, salvo Israel que impone restricciones, exigencias absurdas y múltiples obstrucciones para hacer justicia para mantener su versión de los hechos. Ahora se suma la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos que examinó material fotográfico y de video, además de entrevistar a testigos de la protesta que cubría la reportera de la cadena Al Jazeera.

La reportera de Al Jazeera, Shireen Abu Akleh, murió el 11 de mayo mientras cubría incidentes entre la policía de Israel y manifestantes palestinos en Yenín (REUTERS/Imad Creidi)
 
«Los disparos no provinieron de palestinos armados, como inicialmente defendieron -falsamente- las autoridades israelíes», ha subrayado este viernes, en una rueda de prensa desde Ginebra, la portavoz de la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos, Ravina Shamdasani, quien ha considerado «alarmante» que Israel no haya iniciado aún una investigación criminal sobre la muerte de Shireen Abu Akleh.
 
Según Shamdasani, la investigación de la entidad que dirige la alta comisionada Michelle Bachelet ha utilizado información proveniente de las Fuerzas Armadas de Israel y de la Fiscalía General de la Autoridad Nacional Palestina, que entre otras cosas no muestran que hubiera actividad armada de grupos palestinos en el lugar del crimen.
 
Los expertos también visitaron la zona donde se produjo el trágico desenlace el 11 de mayo, examinaron material fotográfico de vídeo y entrevistaron a testigos.
 
Los estudios de Al Jazeera, la cadena para la que trabajaba Shireen Abu Akleh (REUTERS/Imad Creidi)
Los estudios de Al Jazeera, la cadena para la que trabajaba Shireen Abu Akleh (REUTERS/Imad Creidi)

Abu Akleh, de nacionalidad palestina y estadounidense, llegó junto a otros seis periodistas a la entrada oeste del campo de refugiados de Yenín, en Cisjordania, para cubrir una redada de las fuerzas de seguridad de Israel, que había degenerado en enfrentamientos violentos entre palestinos y soldados israelíes.

Los periodistas que trabajaban junto a Abu Akleh ese día afirmaron que procedieron de forma que sus movimientos fueran visibles por las fuerzas israelíes y lejos de zonas de actividad armada palestina, pero a pesar de ello no recibieron ninguna llamada de atención antes de que la periodista fuera alcanzada por disparos.

Abu Akleh, que como el resto llevaba un chaleco indicativo de que era periodista, fue alcanzada en la cabeza, pese a llevar un casco protector, concluyó la investigación independiente de la ONU.

Con información de Reuters, EFE y AFP, Naiz e Infobae