2022 · 08 · 02

Otro menor palestino asesinado por disparos de Israel conmociona Cisjordania. Unicef ya contabilizaba 17 niños asesinados este año.

Dirar Salih Kafrini, de 15 años, murió por disparos de las fuerzas israelíes durante una redada en la ciudad de Yenín. La ocupación israelí justifica y avala estos asesinatos bajo los argumentos de “seguridad” y criminalizar la resistencia a la ocupación militar extranjera.

Un menor palestino murió este lunes por disparos de las fuerzas de seguridad israelíes durante una redada en la ciudad de Yenín, en Cisjordania ocupada, informó el Ministerio de Sanidad de la Autoridad Nacional Palestina (ANP). El joven fue identificado como Dirar Salih Kafrini, de 15 años.

Su muerte se produjo durante enfrentamientos armados desencadenados por una operación militar israelí en el campo de refugiados de Yenín, uno de los principales focos de violencia en los últimos meses.

Su fallecimiento, que ha generado conmoción en la zona, tuvo lugar en el Hospital Gubernamental de Yenín, según precisó la agencia oficial de noticias palestina, WAFA, que informó además de que fuerzas especiales encubiertas israelíes entraron al campo de refugiados desde múltiples direcciones y se enfrentaron con jóvenes locales.

Sanidad agregó que otro joven resultó herido por un disparo en una pierna y fue trasladado a un centro médico cercano en estado moderado.

La Policía israelí, por su parte, anunció que sus agentes llevaron a cabo una operación de arresto en Yenín, donde dos “sospechosos de llevar a cabo actividades terroristas” fueron detenidos.

Un portavoz policial precisó que las fuerzas recibieron disparos tras ingresar al campo, a los que respondieron abriendo fuego contra milicianos armados.

Medios locales tanto israelíes como palestinos destacaron que se trató de una importante operación de arresto que culminó con la captura de un alto cargo del grupo Yihad Islámica Palestina (YIP).

La muerte del joven es la segunda de un palestino por disparos israelíes en menos de una semana, tras el fallecimiento el viernes de un adolescente de 16 años mientras participaba en una manifestación en una aldea al nordeste de la ciudad cisjordana de Ramala.

La redada de este lunes forma parte de una serie de operaciones israelíes que se suceden con mucha frecuencia desde hace varios meses, sobre todo desde una ola de ataques de palestinos y árabes-israelíes en distintos puntos del territorio israelí a finales de marzo, que dejaron 18 muertos.

Desde entonces, estas redadas han desencadenado fuertes enfrentamientos y dejado más de 50 palestinos muertos.

Alerta de Unicef

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) denunció este sábado el asesinato de 17 menores de edad palestinos por disparos de soldados israelíes en lo que va de año en Cisjordania. Ahora la cifra añade un muerto más.

En su cuenta de Twitter, el organismo citó la muerte ayer del joven Amjad Nashaat Abu Alia, quien sucumbió a una herida en su pecho tras ser alcanzado por una bala durante enfrentamientos en el poblado de al Mugayyir, ubicado en el norte de ese territorio.

“Todos los niños tienen derecho a la vida, a ser protegidos y a no estar expuestos a la violencia”, señaló Unicef.

 

 

Según el Ministerio de Salud palestino, las tropas del vecino estado mataron a 355 palestinos e hirieron a 16.500 en 2021, incluidos 87 menores, 60 mujeres y 18 ancianos.

“Las violaciones que practican sistemáticamente las tropas de Tel Aviv no solo dejan una huella en nuestros menores, sino que también los privan de sus derechos básicos”, denunció recientemente el ministro palestino de Desarrollo Social, Ahmed Maydalani.

“Ellos sufren la violencia, la brutalidad y los crímenes que ejecutan a diario y de manera organizada las fuerzas de seguridad israelíes”, afirmó Majdalani en un comunicado con motivo del Día del Niño Palestino, celebrado cada año el 5 de abril.

Fuente: www.huffingtonpost.es