2022 · 11 · 27

La prensa israelí califica el apoyo de los aficionados del Mundial de Qatar a la causa palestina como ‘odio’ a Israel

Una de las estrategias israelíes para aglutinar a los judíos en torno a Israel es generar paranoias, psicosis y miedos infundados. Los “enemigos” del pueblo judío tratan de destruirlos. ¡Apoyar los derechos de los palestinos o criticar la ocupación militar es odio a Israel y a los judíos! ¡Defender y abogar por los derechos humanos es “antisemitismo”!

Portada del diario israelí Yedioth Ahronoth

En estos últimos días, la prensa israelí se ha abocado a destacar el apoyo de los aficionados que asisten al mundial de Qatar a la causa palestina como antisemita y por ende un supuesto odio a Israel y a los judíos.

 

El influyente diario israelí Yedioth Ahronoth, publicó en su portada principal este titular: “El Mundial del odio, las calles de Doha son peligrosas para los israelíes, estamos rodeados por la hostilidad y amenazados en todos los rincones”. A su vez, todos los demás medios sionistas destacan el rechazo a las políticas israelíes y las acciones de defensas de los derechos humanos interpretándolos como “mensajes de odio hacia los judíos”.

Ellos están convencidos que Israel es el único país del mundo con derechos a violar la legalidad y los derechos humanos y solo ellos están por encima de todo tipo de resoluciones y dictámenes de la legalidad internacional. El ex primer ministro israelí Ariel Sharon decía que “Israel tiene derecho a juzgar a otros, pero ciertamente nadie tiene derecho a juzgar al pueblo judío y al Estado de Israel". (news.bbc.co.uk, 25 de marzo de 2001). Recientemente, Israel rechazó groseramente la petición de EEUU para que colabore con la investigación sobre el asesinato de la periodista Shireen Abu Akleh.  ¡El “pueblo elegido” no puede ser investigado y menos cuestionado, los entes internacionales y la legalidad son solo para los demás, nunca para Israel! Esta lógica de superioridad –supremacismo- y racismo es la que hoy gobierna Israel, sus autoridades y sus colonos. Es cuestión de ver los resultados de las ultimas elecciones.

Este tipo de mensajes es muy recurrente en Israel y los medios pro sionistas, donde se victimizan y se auto convencen que son solo motivos de odios irracionales y sin motivo alguno por parte de los árabes en especial y de todo el mundo en general.

Ellos tratan de persuadir e inducir a su población, colonos principalmente y a los simpatizantes y en especial a los sectores evangélicos fundamentalistas, que Israel no genera motivo alguno para este rechazo y este “antisemitismo” desatado e infundado. ¡Israel no ocupa territorios ajenos, Israel no comete crímenes, Israel no viola los derechos humanos, Israel no infringe todas y cada una de las resoluciones de la ONU, del Consejo de Seguridad y dictámenes de las cortes internacionales, Israel no tiene leyes racistas, etc.!

Israel cuando asesina a palestinos, e incluso a adolescentes y bebés, es porque ellos son “islamistas” y “terroristas” y su “glorioso ejército” solo hace lo necesario para defender a los inocentes y pacíficos colonos de la barbarie y del fanatismo árabe. ¡Los términos “islamista” y “terrorista” deben ser los vocablos mas repetidos en la prensa israelí!

Cuando los organismos internacionales de derechos humanos e incluso organizaciones israelíes y judías denuncian las violaciones cometidas, éstas son insultadas y tildadas de “antisemitas”. No es necesario revisar los argumentos y el fondo de las denuncias, este vocablo es suficiente para descalificar y anular las investigaciones más serias y las evidencias más contundentes.

El fanatismo idiotiza y genera “ceguera” donde no se permite ver más allá de las paranoias propias. El fundamentalista no hace autocriticas, no piensa en el dolor ajeno que sus acciones y fanatismo estarían causando. Arbitrariamente interpreta la solidaridad con las victimas como odio hacia su persona y a su grupo étnico, califica la defensa de los derechos humanos como “antisemitismo” y las resoluciones y dictámenes de la legalidad internacional como apoyo al terrorismo que él y solo él es víctima. Incluso, hasta los sionistas que se autodenominan “seculares” se acomodan también en las teorías mesiánicas de un supuesto “pueblo elegido” y esa tierra no es usurpada, es una “tierra prometida”, para avalar y justificar la apropiación -robo- de tierras y propiedades ajenas, etc.

Fuente: Corresponsal de PalestinaLIbre.org en Jerusalén ocupada