2022 · 12 · 02

Expertas ONU consideran crimen de guerra expulsión abogado palestino-francés

La medida, "tomada en represalia contra Hamouri en calidad de defensor de derechos humanos, viola todos los principios y el espíritu de la ley internacional", señalaron en un comunicado las relatoras de la ONU. Esta decisión "crea un extremadamente peligroso precedente para todos los palestinos de Jerusalén", ante el que la comunidad internacional "no debe permanecer callada".

La posible deportación por las autoridades israelíes del abogado palestino-francés Salah Hamouri, cuyo permiso de residencia en Jerusalén fue revocado, "podría constituir un crimen de guerra", aseguraron hoy dos expertas de la ONU en derechos humanos, que calificaron la decisión de "unilateral y arbitraria".

La medida, "tomada en represalia contra Hamouri en calidad de defensor de derechos humanos, viola todos los principios y el espíritu de la ley internacional", señalaron en un comunicado las relatoras de la ONU para Palestina, Francesca Albanese, y para los derechos humanos en la lucha antiterrorista, Fionnuala Ní Aoláin.

Las relatoras añadieron que esta decisión "crea un extremadamente peligroso precedente para todos los palestinos de Jerusalén", ante el que la comunidad internacional "no debe permanecer callada".

El comunicado recordó que Hamouri, en arresto administrativo desde hace ocho meses pero sin acusaciones formales en su contra, es un reconocido abogado de derechos humanos que ha defendido los derechos humanos de numerosos detenidos, incluidas víctimas de tortura.

Las autoridades israelíes indicaron que el activista de derechos humanos sería deportado a Francia el 4 de diciembre, al considerarle un "agente terrorista" del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), partido de izquierda que históricamente ha tenido su proprio brazo armado.

Como Hamouri nació en Jerusalén Este -territorio bajo ocupación israelí donde sus habitantes palestinos no suelen tener ciudadanía sino permiso de residencia-, Israel ve al letrado, de padre palestino y madre francesa, sólo como ciudadano del país europeo, lo que justifica su deportación.

Fuente: Swiss Info