2008 · 05 · 28 • Saed Bannoura - IMEMC Editorial (Traducción M.A.B para IMEMC )

Informe ONU: 3.000 viviendas palestinas bajo la amenaza de demolición

Un informe de las Naciones Unidas dado a conocer hoy miércoles, revela que 3000 hogares de Cisjordania se encuentran bajo la amenaza inminente de la destrucción por las fuerzas israelíes. Las viviendas en cuestión fueron construidas por los lugareños palestinos sin permisos israelíes - según el informe de las Naciones Unidas, el 94% de las solicitudes de permisos por parte de los palestinos desde 2000 se ha negado. Palestinos, originarios de las tierras actualmente ocupadas por Israel, tienen que solicitar permisos para construir en su propia tierra.

Un informe de las Naciones Unidas dado a conocer hoy miércoles, revela que 3000 hogares de Cisjordania se encuentran bajo la amenaza inminente de la destrucción por las fuerzas israelíes. Las viviendas en cuestión fueron construidas por los lugareños palestinos sin permisos israelíes - según el informe de las Naciones Unidas, el 94% de las solicitudes de permisos por parte de los palestinos desde 2000 se ha negado.

Palestinos, originarios de las tierras actualmente ocupadas por Israel, tienen que solicitar permisos para construir en su propia tierra. Esta situación se ha vuelto cada vez más difícil desde 1967, cuando el Estado de Israel comenzó a ocupar todas las partes de lo que una vez fue Palestina, y promovió que cientos de miles de inmigrantes judíos se asentasen en tierras confiscadas a palestinos.

El recuento más reciente de la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios pone de manifiesto que el plan del Gobierno israelí de hacerse cargo con más del 60% de Cisjordania (uno de los dos territorios palestinos, donde actualmente vive la mayoría de los palestinos) sigue estando en marcha. Desde 1990, más de 500.000 israelíes se han trasladado a vivir de forma ilegal en tierras palestinas incautadas.

Según el nuevo informe, las 3000 viviendas que van a ser demolidas, incluyen diez aldeas enteras que serán completamente desplazadas de sus tierras ancestrales y se convertirán en refugiados, debido a que serán construidos asentamientos israelíes en sus terrenos.

Las casas en cuestión se encuentran en «zona C», que quedó bajo control israelí durante los Acuerdo de Paz de Oslo de 1993, para ser renegociado dentro de cinco años. La Autoridad Palestina aceptó las condiciones del Acuerdo de Oslo bajo la presunción de que la tierra, que constituye el 60% de Cisjordania, sería devuelta a control palestino después de cinco años.

Esta renegociación nunca ocurrió, y las zonas permanecen bajo control israelí absoluto. La mayoría de los asentamientos israelíes que se han construido sobre tierra palestina en los últimos diez años se han construido en tierras de la "zona C".

El informe de las Naciones Unidas declaró que en el primer trimestre de 2008, las autoridades israelíes demolieron 124 infraestructuras en comparación con 107 durante todo 2007, dando lugar al desplazamiento de 435 palestinos, 135 de ellos niños. La Agencia ha expresado su preocupación por que las próximas 3000 demoliciones afectarían de manera desproporcionada a los niños, que constituyen más del 15% de la población palestina en Cisjordania.

Saed Bannoura - IMEMC Editorial (Traducción M.A.B para IMEMC )